El Deseo Sexual Femenino

EL DESEO SEXUAL EN LA MUJER

“El deseo femenino es más emocional y se influencia de diversos factores, mientras que el masculino es más directo y visual”

El deseo sexual se describe como una fase de apetito o impulso previo a la excitación producido por la activación de un sistema neural específico del cerebro, el deseo sexual constituye la fase de estimulación interna, por pensamientos y fantasías, y externas los cuales ayudan bastante para mejorar nuestro apetito sexual con nuestra pareja o al momento de masturbarse.

El deseo sexual depende de cada persona y de cada circunstancia ya que hay momentos en los cuales solo buscamos un momento intimo solamente con nuestro cuerpo pero otras veces buscamos ese deseo de ser deseadas y tocadas por un hombre los cuales nos hagan sentir esos orgasmos que solo ellos saben cómo provocarlos,  y estos se pueden distinguir por tres tipos de deseos:

  • Deseo de descarga de la tensión sexual: Es relacionado con la hormona testosterona, típicamente masculino este suele inhibirse por enfermedad o hastío.
  • Deseo de ser deseado: Surge de la necesidad de autoafirmación. Está relacionado con los neurotransmisores y las alteraciones de autoestima; Este es propio de un perfil más femenino.
  • Deseo de encuentro mutuo: Cuando existe contacto y sincronía en situaciones de intimidad. Se inhibe por desavenencias y problemas de comunicación.

El deseo sexual es importante ya que es el que conlleva a mantener intimidad, el cual ayuda aumentar el flujo sanguíneo que se produce durante el sexo permitiendo así oxigenar el cerebro. Obteniendo una vida sexual plena ayudando a mejorar la atención, la memoria y la concentración.